• Your Best Wedding Friend

Que tus pajes no arruinen tu caminata al altar

Seguro en tu búsqueda por internet de ideas para tu boda, encontraste más de una imagen de los pajes en la ceremonia religiosa. Los sitios de internet como Pinterest, están llenos de fotografías de niños en iglesias con sus vestidos de gala, las ofrendas en las manos y la apariencia de ser tranquilos y obedientes. Todas estas fotografías, aunque lucen bonitas y te provocan ganas de tener a tus propios pajes, no se lograron en la primera toma. Los niños son inquietos por naturaleza, y es muy difícil que salgan bien en la primera foto.

Muchas veces los niños se ponen nerviosos porque todo el mundo los está mirando mientras caminan hacia el altar, y aunque sea el niño más extrovertido del mundo, puede ocurrir algún accidente durante su caminata. Ponerse a llorar de la nada, correr hacia el altar con el riesgo de caerse, regresarse porque le da pena que todos lo vean, tirarse al piso y que no exista poder humano que lo pueda levantar, la lista es infinita. A diferencia de un adulto, que entiende la primera vez que le explicas como entrar, a un niño le tienes que explicar tres, cuatro, hasta diez veces las cosas, y aun así, puede que no las entienda del todo.

Si quieres agregar pajes a tu cortejo nupcial, te recomendamos que no sean tan pequeños, para que comprendan lo que van a hacer y evites algún accidente. No dejes que lleven la cauda o la mantilla, muchas veces las novias llevan un ritmo distinto al de ellos y pueden jalar la cauda o la mantilla, causando algún accidente.

Es importante que los padres de los niños no sean parte del cortejo nupcial para que estén al pendiente de sus hijos. Por mucho que quieras que el hijo de tu dama de honor lleve alguna ofrenda, corres el riesgo de que quiera irse con su mamá o que llore a medio camino y tu dama tenga que romper la formación para atenderlo. Si los papás del niño no forman parte del cortejo, será más fácil que atiendan a su niño en caso de algún accidente y lo lleven a su lugar, o de ser necesario, lo saquen del lugar.

Ten consideración y no hagas que un pobre niño de 5 años cargue con una canasta que pese más que él. Ponlos a cargo de cosas pequeñas, como las ostias, el cojín o los pétalos de flores. Si los pones a cargo de cosas muy pesadas, los pajecitos no podrán ni con su alma y será muy probable que se caigan, dañando las ofrendas, raspándose y llorando como si no hubiera un mañana en el proceso.

Como dijimos al inicio, las fotos que se encuentran en internet de los pajecitos perfectos y obedientes son montadas, así que seguramente tu fotógrafo tardará más de lo planeado en poder tomar una buena foto de ellos. Por último, no te sientas comprometida con nadie para tener pajes. No importa que tu mejor amiga, tu hermana, o la comadre de tu mamá a la que le debe un favor tenga un hijo que quiera participar en la boda, si no quieres tener pajes o ya seleccionaste a otros niños, no incluyas a nadie por compromiso. Recuerda que es tu boda y tienes completa libertad de incluir, o excluir, a quien quieras de ella. Si alguien ofrece a su hijo para llevar una ofrenda al altar, pero sabes de antemano que ese niño causará problemas o sencillamente ya decidiste que no quieres niños en la ceremonia, rechaza amablemente la sugerencia y sigue adelante con tus planes.

Después de leer todas estas recomendaciones, estás lista para decidir quiénes serán tus pajes, o si quieres prescindir de ellos para evitar problemas o tragedias. Tratar con niños siempre será complicado, así que aún estás a tiempo de decidir si puedes lidiar con ellos o prefieres evitarlo.


© 2020. LE GLAM® MARIAGE. / YOUR BEST WEDDING FRIEND® Todos los derechos reservados.

¡Vive la experiencia de encontrar TODO para Tu Boda en un mismo lugar!.

Suite Le Glam Mariage - Blvd. Pedro Figueroa 966 Int. 1 Col. Real de Peña, Saltillo Coahuila México 25256