• Your Best Wedding Friend

Ha llegado la hora de elegir el vestido que todos mirarán


Tu novio te acaba de dar el anillo, estás emocionada por empezar a planear tu gran día y mueres por salir en busca de tu vestido soñado, ¿pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, estos consejos te servirán para prepararte para tu travesía.



Antes de que salgas de tienda en tienda, lo primero que debes hacer, y el paso más importante, es definir un presupuesto a gastar para el vestido. Una vez que hayas delimitado el dinero que estás dispuesta a gastar, habla a las tiendas de novias que conozcas para solicitar una cita. Es importante que cuando hables, preguntes el rango de precios de los vestidos. Si te dan un rango fuera de tu presupuesto, no vayas, no tiene caso que te ilusiones con algo que no vas a poder comprar, evítate la pena de decirle a la vendedora que “lo vas a pensar” o que regresas “a la vuelta”.


Lo ideal es que compres el vestido en cuanto te den el anillo, porque regularmente se tardan 6 meses en tenerlo listo. Si tu boda es en menos de 6 meses, al momento de llamar a las tiendas pregunta si los vestidos en exhibición se pueden comprar y las tallas que tienen disponibles, no termines en un lugar donde podrías caber tres veces en los vestidos o que quieras forzarlo con tal de que te entre.


Te recomendamos que a tu cita vayas relajada, con tiempo, sin maquillaje y con el cabello recogido. Procura ir sin accesorios, porque al momento de la prueba te pedirán que te los quites y puede que se terminen perdiendo. Lleva ropa interior cómoda, si piensas comprar un vestido strapless, lleva un brasier de ese mismo estilo, y busca ropa interior color carne.


Trata de no ir con tanta gente, puedes ir con tu mamá y tu suegra en caso de que tu novio se encargue de pagar por el vestido. Ten cuidado con las personas que te acompañarán ese día, muchas veces las amigas terminan siendo tus peores enemigas. En ocasiones los vestidores no son tan grandes, y escuchar tantas opiniones te pueden confundir más y te darán ganas de tirarte por la ventana de la tienda.


Si por los días que quieres hacer tu prueba de vestido llega de visita Andrés, es mejor que no vayas, puedes estar hinchada y el fitting no será el correcto. De preferencia, depílate las piernas y axilas para ese día. Durante las pruebas, deja que el vestido lo manipule la gente de la tienda, entendemos que puede resultar incómodo que una persona extraña te vea en ropa interior, pero si tú lo manipulas, corres el riesgo de que lo puedas romper. Es importante que el vestido te lo midas solamente con ropa interior, si te lo pruebas con alguna otra prenda el fit no va a ser el mismo el día de tu boda, además de que algún cierre o botón puede romper el forro del vestido.


Una vez teniendo toda esta información, ya puedes ir a una travesía de tienda en tienda buscando tu vestido perfecto.

0 vistas

© 2020. LE GLAM® MARIAGE. / YOUR BEST WEDDING FRIEND® Todos los derechos reservados.

¡Vive la experiencia de encontrar TODO para Tu Boda en un mismo lugar!.

Suite Le Glam Mariage - Blvd. Pedro Figueroa 966 Int. 1 Col. Real de Peña, Saltillo Coahuila México 25256