• Your Best Wedding Friend

Busca el lente perfecto para capturar el inicio de tu sueño

Actualizado: hace 6 días


Una de las cosas que más desea una novia, es tener los recuerdos de su día especial plasmados en una fotografía para poder verlos cada vez que quiera, y recordar la felicidad con la que inició esa mágica etapa. Lo mejor para cumplir este deseo, es contar con un buen fotógrafo que cumpla con todos los requisitos que esperas de él. Como sabemos que puede ser difícil escoger al mejor, te presentamos estos consejos que te servirán para saber si la persona que estás a punto de contratar es la ideal para capturar esos momentos que quieres conservar para la posteridad.





Es aconsejable que entre tú y el fotógrafo exista una buena relación. Recuerda que él será el encargado de capturar tu esperado evento, y si no existe química entre los dos, tal vez no sea la persona correcta para las fotografías de tu esperada celebración. La puntualidad en un fotógrafo es muy importante. Cerciórate que llegue a tiempo a sus reuniones. No quieres que se pierda cada pequeño detalle que tanto soñaste por que no este presente el fotógrafo.


Antes de contratar a algún fotógrafo, pide una muestra de fotografías de cinco bodas diferentes. Analiza el trabajo para ver si la manera en la que toma las fotos es distinta en cada una. De esta forma, te asegurarás de que tus fotos sean originales, creativas, y que no sean copy-paste de otras mil bodas. El hecho de que tenga tu propio toque hará mas especial el recuerdo.


Consulta con clientes anteriores el comportamiento de la persona. Evita contratar a alguien que se quiera hacer pasar por un invitado más para poder comer gratis o bailar con tus amigas solteras, pregunta sobre su comportamiento antes, durante y después del evento, pide que te hablen sobre su presentación personal y revisa con la iglesia que elegiste si no está vetado por mal comportamiento. Recuerda pedirle al fotógrafo que sea respetuoso dentro de la iglesia, no quieres que el padre interrumpa el sermón para regañarlo o que lo saquen del recinto.


Limita su trabajo. Lo ideal es hacer una lista de fotos que quieres y fotos que no quieres. Recuerda que el resultado final puede ser entregado incluso un año después de la boda, así que especifica las fotos que quieres ver y las que no, para que el día de la entrega tengas aquellas imágenes que pondrás al lado de tu cama para recordar con cariño ese día y sientas la misma alegría que se refleja en la foto.

Por último, recuerda que tú eres quien contrata y tú eres quien manda, no dejes que el fotógrafo haga lo que quiera. Asegúrate de que esté dispuesto a hacer lo que le pides. Si sientes que no va a ser así, di que no a la contratación, busca una mejor opción. Como lo hemos dicho, es tú día, tú sueño, así que debe quedar como lo soñaste.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo